Lo que he podido sufrir con 12 años de esclavitud…

Llorando como una magdalena que estaba…

Una película dura, que va directa al grano, a lo chungo que es ser esclavo, hasta el punto de que minimiza todo lo demás. Ya lo decía mi novia justo después de verla,  los personajes negros, curiosamente brillan por su ausencia (la complejidad y los discursos les están destinados a los blancos tal vez para evitar estereotipos). Pero claro, es difícil darse cuenta mientras sientes el dolor de los latigazos, dios, esas heridas parecían muy reales.

 

 

¿Que qué tiene que ver esto con la fantasía? Pues nada, o todo. según se mire. No es raro en fantasía ver esclavos, pero como en tantas cosas suele ser una visión más bien idealizada, tanto de su sufrimiento como de su condición. Tal vez no sería mala idea que más de uno viesemos más este tipo de películas antes de empezar a escribir. O si hay tiempo leer el libro, que al fin y al cabo esto no ha sucedido en la lejana Edad Media sino hace apenas 160 años…

Anuncios

~ por imgrot en 19/01/2014.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: